FUNDACIÓN MIEL Y CANDEL
21 noviembre 2019 - Ariakna Espinoza

La Fundación Miel y Candela es avalada por la Oficina Nacional antidrogas (ONA),
ejecutamos programas educativos en siembra de valores y prevención del consumo de drogas
desde el año 2008.

Somos una organización dedicada a prevenir el consumo de drogas en Venezuela, a través de
espacios de aprendizaje artístico-educativo que afectan positivamente el comportamiento y
apuntan a sembrar valores humanos.

Durante 10 años trabajamos en la prevención del uso de sustancias y los comportamientos
adictivos que promueven habilidades para la vida y la plantación de valores como factor de
protección fundamental para los riesgos de adicción.

Participamos en espacios comunitarios, escolares y laborales, con el propósito de influir
positivamente en el comportamiento de niños y jóvenes, en términos de actitud e intención frente
a sustancias nocivas a través de espacios de aprendizaje dinámicos y participativos que se dan
para conocer los fundamentos relacionados con las drogas uso y cómo trabajar la prevención de
comportamientos adictivos para mejorar los entornos intervenidos y crear una cultura de
prevención de narcóticos.

Hemos diseñado el programa «PREVENIDO PETARE» para desarrollarlo en alianza con El Petare
Futbol Club y Pasión Petare, quienes lideran una red de deportes de fútbol formada por más de
2,500 niños, la mayoría en condición de vulnerabilidad en el área. Anclados en esta organización,
creamos espacios de aprendizaje en la prevención del uso de drogas, con enfoque en crear
conciencia, crear conciencia y advertir sobre los riesgos, y reforzar los valores humanos clave para
permanecer en libertad.

Nuestro propósito es capacitar a niños y jóvenes en condiciones de vulnerabilidad frente a riesgos
y factores de protección contra las adicciones; instruyéndolos a través de espacios didácticos de
aprendizaje, enfocados en abordar y profundizar la comprensión del tema, y ​​alentar y reforzar los
valores humanos para influir favorablemente en su actitud e intención hacia el no uso de drogas.

BENEFICIARIOS DEL PROGRAMA:

* Niños y jóvenes de 5 a 23 años.
* 2,000 beneficiarios directos
* 8,000 beneficiarios indirectos
* Habitantes del municipio de Sucre, específicamente de Petare, en condiciones de pobreza y
vulnerabilidad.
* Practicantes de fútbol, ​​agrupados en las escuelas de Petare Fútbol Club, Pasión Petare y Fratelsa
principalmente.